La vulneración primordial. El Estado frente al niño, niña y adolescente | JORGE GIGLIO

La vulneración primordial. El Estado frente al niño, niña y adolescente | JORGE GIGLIO

$200,00

[…] Cuando hablemos, entonces, del niño objeto o del niño en posición o lugar de objeto, haremos referencia a situaciones en las que el niño es considerado como un cuerpo puesto al servicio del poder del adulto, donde media un uso-abuso en beneficio de un otro adulto, cualquiera sea este: padres, madres, parientes, maestros, representantes del Estado, de los medios de comunicación, relaciones significativas o no que, haciendo uso del poder que les otorga esa relación asimétrica, hacen del cuerpo del niño un fetiche (en el sentido de objeto inanimado), en el peor de los casos, y en el que se vulneran sus derechos más vitales a los que nos hemos referido como el “núcleo duro” de derechos. Pero además, a aquellas situaciones en las que, aunque no impliquen fenómenos o actos violentos, el niño, niña o adolescente es puesto en el lugar de objeto al servicio de un interés particular del adulto. [...]

En síntesis, lo que queremos destacar es que en la base de toda situación de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes, está la vulneración que llamaríamos primordial y es aquella que ubica a los mismos en el lugar de objetos y no de sujetos de deseo y de derecho.

En algunos casos puede tratarse de prácticas de control ejercidas por el Estado o la escuela, en otras, de actos o discursos reproducidos en la familia por los padres y que se transmiten de generación en generación. En otras, serán parte de la trama discursiva contemporánea que los medios de comunicación propagan, alentados por la cultura consumista del “Mercado”. […]