Goce femenino: un nombre de lo indecible | DANIELA RIVAS

Entregas para el CP:
Medios de envío
  • Letra Viva Palermo Av. Coronel Díaz 1837 (CABA). De Lunes a Viernes de 10.00 a 20.00 hs y Sáb de 11.00 a 19.00 hs Llamanos para confirmar que esté listo tu pedido! 011 48259034
    Gratis

Goce femenino: un nombre de lo indecible

Daniela Rivas

 

Estas páginas nos invitan a reflexionar sobre un tema que nos convoca muy de cerca: la pregunta por lo femenino.

No sólo por su pregnancia en los debates contemporáneos, sino porque ha permanecido desde hace años como un terreno movedizo.

Este libro nos ofrece, entonces, un recorrido sobre la obra freudiana en el que la autora invita a descubrir la delicadeza con que Freud bordea el tema desde los interrogantes que él mismo se va formulando y que lo van a llevar por caminos en donde “eso enigmático de la mujer” toma la forma de tabú inclusive para sí misma. Su práctica centrada en la cuestión femenina es la que lo lleva a preguntarse y avanzar.

Luego será Lacan el que nos acompañe en este camino en el que la propuesta es seguir paso a paso los diferentes movimientos de este autor en sus seminarios y escritos, que lo conducirán a la necesaria construcción del concepto de “goce femenino”. Concepto fundamental para entender nuestra teoría y práctica, no sólo en lo que atañe al “alma femenina”, sino al abordaje de la subjetividad en sí.

La autora propone aventurarse en un juego de intertextualidad con ciertos aportes de la filosofía oriental como el Taoísmo, el Confucianismo, el Budismo y contribuciones de la pintura, el teatro, la poesía y los mitos orientales.

Finalmente, y no por ello menos importante, Daniela Rivas nos propone, mediante la provocativa pluma de Marguerite Duras, sumirnos en la lectura y escritura de esta temática.

Duras, dueña de un estilo único nos deleita con su audacia y talento en cada uno de los pasajes de las novelas que la autora ha decidido compartir con ustedes, como testimonio de una grafía posible frente a lo indecible de un goce que irrumpe e interroga. Su pensar, el “decir de su pluma”, nos conduce al encuentro revelador de una exquisita grafía de lo femenino.