La supervisión psicoanalítica y los principios de su poder | Cecilia Lauriña

Entregas para el CP:
Medios de envío
  • Letra Viva Palermo Av. Coronel Díaz 1837 (CABA). De Lunes a Viernes de 10.00 a 20.00 hs y Sáb de 11.00 a 19.00 hs Llamanos para confirmar que esté listo tu pedido! 011 48259034
    Gratis
Un espectro recorre el psicoanálisis: el espectro de la supervisión. Los analistas la practicamos habitualmente (como supervisados y supervisores) pero de eso poco se habla abiertamente y menos aún se publica. Abundan los relatos de casos clínicos, pero se cuentan como si la escena de la supervisión nunca hubiese acontecido. El pudor o la astucia parecen desaconsejar a los supervisados mencionar sus pifies y los giros en la dirección de la cura que allí les fueron sugeridos y, no menos importante, callar las tentaciones dogmáticas y autoritarias que suelen manifestarse en esa instancia de la formación. Las supervisiones son solapadas, como si se trataran del ghostwriter de los casos, y/o dispensadas del cargo eventual de ser escenario de deformación y mortificación. Como contraparte, los supervisores declinan revelar la autoría de sus intervenciones oportunas y, a la vez, se libran de dar cuenta de errores y abusos en el ejercicio de su delicada función.
 
Aunque Cecilia Lauriña propone nuevos y sutiles interrogantes acerca del “deseo del supervisor”, su libro antes que un abordaje teórico-abstracto es el gesto de romper esos silencios y aventar esas intrigas. Por eso destacan las páginas de sus perseverantes búsquedas y solicitudes de testimonios, sin excluir la entrega del propio. Que ella pertenezca a la Asociación Psicoanalítica Internacional, donde la supervisión es un pasaje obligatorio y muy regulado, aumenta el interés de esta obra, al informarnos de qué manera, en las últimas décadas, se autorizaron variantes como hitos de un prolongado y serpentino debate que sigue en curso. Debate en el que viene participando con seminarios, gestiones institucionales y, ahora, este libro.
 
Jorge Baños Orellana
 
 
 
Cecilia Lauriña es psicóloga y psicoanalista didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina, supervisora y profesora de seminarios del Instituto Ángel Garma. Integró el Instituto de Enseñanza coordinando las subcomisiones de Supervisiones Didácticas y Ateneos Clínicos y actualmente es integrante de la Comisión de Formación y Transmisión de FEPAL.
Es coordinadora de la subcomisión de Secretaría Científica de APA, Psicoanalistas en el Territorio. 
Recibió el premio Celes Cárcamo por su trabajo de promoción a Miembro Titular: Del capricho materno a la ley que permite desear. 
Sus publicaciones y presentaciones en el país y en el extranjero reflejan su permanente interés por la formación de los analistas, especialmente por la supervisión psicoanalítica como uno de sus ejes fundamentales.
Es autora de “Freud y Lacan, supervisores”, en Revista de Psicoanálisis APdeBa y co-autora de “Poder en la formación psicoanalítica: La supervisión y sus obstáculos”, en Revista Calibán. En La Época APA online publicó “Entre el deber y el deseo: la formación de los analistas”.