Una explicación psicoanalítica del ataque de pánico | SILVIA QUESADA

$331,00

En el vasto campo de la salud somos testigos de prácticas que abordan el pánico desde lo que puede denominarse “la clínica de la urgencia”, quedando de este modo estigmatizado por este significante que lo designa bajo esa apelación a la resolución rápida. Quizás por esta razón es que los modelos que más se aprecian son los de la psiquiatría y la psicología cognitiva, como formas, ya sea vía el fármaco o la reeducación, de lograr una salida rápida del problema. El resultado indeseado es también salirse rápido de toda pregunta por la subjetividad. El producto es, en el mejor de los casos, mejorías cosméticas y efímeras. Aquí se tratará, en cambio, de abordar el problema desde el discurso de lo inconsciente. El inconsciente de la segunda tópica freudiana, en consecuencia leído desde la grafía de la pulsión.

La autora propone, entonces, una teoría del llamado ataque de pánico desde la perspectiva del psicoanálisis. El foco está puesto en encontrar una explicación metapsicológica al terror (nombre freudiano del pánico). El texto deviene en una novedosa herramienta teórico-clínica, ya que presenta un abordaje absolutamente inédito del tema. La invitación en este escrito es a ocuparse de una disyunción radical insuficientemente explorada entre angustia y terror. La represión primordial es el shifter que posibilita discernir la etiología del pánico. A partir de allí se sostiene que si la contrainvestidura (angustia) es el único mecanismo que cuida de la producción y mantenimiento de una represión primordial, la pregunta que se instala es: ¿cómo puede explicarse el fenómeno del terror? Si la angustia es parapeto, trinchera protección contra el terror, entonces: ¿cuál es el estatuto epistemológico del terror?

 

Allí, en primer plano, está lo que irrumpe más allá de la palabra. Los indecibles de la época. La autora propone ubicar la separación angustia-terror vía el concepto de represión primordial, esto devendrá en una revisión de las teorizaciones freudianas sobre la represión y una ampliación de la teoría de la angustia. Es indudable que dicha revisión teórica servirá de base para reconsiderar abordajes tradicionales de otros fenómenos clínicos.